Nutricionistas influenciando a los más jóvenes

Victoria Lozada

Dietista nutricionista graduada en la UCV, con master en TCA y Obesidad, en la Universidad Europea de Madrid. Experta en nutrición vegetariana y vegana. Autora de 3 libros: "La buena Nutrición", "Todos a la mesa" y "Por qué comes como comes"

@nutritionisthenewblack

Dieta cetogénica, dieta paleo, comida real, dieta basada en plantas, alimentación intuitiva, dieta sin gluten, dieta low carb… Al menos 1 de esos términos nos deben sonar de haberlos escuchado en redes sociales o en algún artículo sobre nutrición.

La realidad es que desde que los dietistas-nutricionistas usamos las redes sociales como método de divulgación, y debido a que no estamos en atención primaria, nos hemos dedicado por este medio a acercarnos a la población, a desmitificar bulos, y a ayudar a muchas personas a resolver dudas nutricionales.

Según algunos estudios, el 30-40% de la población española acude primero a influencers, o a google, que a un médico o a un nutricionista, para consultar sobre salud o su alimentación. Sin embargo, es cierto que desde que hemos aumentado nuestra presencia en redes, muchos profesionales hemos podido llegar cada vez a más rincones del planeta, ayudando a informar correctamente a quién lo necesite.

La población que quizá está mas influenciada por las redes sociales, son los jóvenes, porque son en general los que más están presentes, y más contenido consumen mediante estos medios. La conducta alimentaria de muchos adolescentes ha ido cambiando gracias a contenido que pueden observar en Instagram, Twitter, TikTok, o Facebook.

Tenemos perfiles de nutricionista con miles de seguidores, y hasta con comunidades de más de 1 millón de personas. Este factor es increíble, porque ha revolucionado la nutrición.

Hoy vemos cómo millones de personas han adoptado un estilo de vida más saludable, con comida real, con menos desinformación, sabiendo lo que compra en el mercado, leyendo etiquetas, y con más seguridad y confianza día a día.

Gracias a las redes sociales, hemos podido acercarnos a mucha población que no ha tenido, o no tiene acceso a nuestros servicios, y mediante humor, vídeos, cursos, infografías, recetas, y publicaciones, hemos acercado la nutrición a mucha gente. Los jóvenes, especialmente, ahora tienen más conocimiento sobre salud, y dieta saludable.

Ahora, es cierto que no todo es color de rosa. También hemos visto estadísticas con un porcentaje bastante elevado de aumento de trastornos alimentarios por la constante competencia, comparativa, perfeccionismo y obsesión que en redes sociales se promueve muchas veces.

Tenemos la gran ventaja de contar con nutricionistas con comunidades muy grandes, pero al mismo tiempo, tenemos modelos, influencers, algunos vendedores de humo con mucha más influencia.

Como nutricionistas, nos encontramos en consulta a muchos pacientes que no saben a quién seguir, si la información que está llegando a ellos es de calidad, e incluso, quienes empiezan planes de alimentación o retos mediante las redes sociales, sin ningún tipo de supervisión profesional.

¡Ojo! Aquí te van mis recomendaciones como nutricionista activa en redes, y como consumidora de redes sociales que también soy:

  • Deja de seguir a quien te esté haciendo daño. Si notas que alguien te genera culpabilidad, te hace compararte demasiado, te lleva a hacer retos sin supervisión, o te transmite salud desde el miedo, la obsesión o la perfección, no es ahí.
  • Sigue a profesionales de la salud. Muchas veces esas dudas, mitos, productos, dietas, o artículos que no te terminan de convencer, los puedes comentar con ellos. Incluso, muchas veces ya los han analizado previamente.
  • Recuerda que la comparación es una ladrona de la felicidad, y que el 1% de las cosas que te mostramos no son nuestra vida entera. Muchas de las cosas que ves en instagram, no son la realidad.
  • Come comida real, cuida tu salud, investiga los tipos de alimentación que más te llamen la atención, pero cuidado con la obsesión. Si hay salud con obsesión, ya no hay salud.