Nutriscore, claves para entender el etiquetado frontal.


Nuevo etiquetado frontal de los alimentos y bebidas 

¿Qué es Nutriscore?

Seguramente ya hayas oído hablar del nuevo semáforo de los alimentos: Nutriscore, un modelo de Etiquetado Nutricional Frontal para los alimentos y bebidas. Se ha diseñado con el objetivo de traducir y simplificar las etiquetas que se han usado hasta el momento, y aportar información más precisa sobre la calidad nutricional a los consumidores de alimentos y bebidas, siguiendo las recomendaciones de diferentes sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea. Francia ha sido el primer país en implantarlo

En España, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se implantará en los próximos meses de forma voluntaria por las empresas, en cuanto se apruebe el Real Decreto que la regula. Hay que tener en cuenta que la normativa de información al consumidor es aplicable a toda la UE y debe estar armonizada, al menos en su información obligatoria. En nuestro país existen empresas que ya han anunciado su uso en sus productos. 

Para adaptarse a nuestra dieta Mediterránea, el Ministerio ha anunciado que el nuevo etiquetado sólo se implementará en alimentos compuestos por más de un ingrediente1, por lo que quedan fuera productos como el aceite de oliva, la miel, los huevos, la sal, el azúcar o la leche. 

Este nuevo etiquetado ha llegado para quedarse, y aquí te contamos cuáles son los objetivos y cómo funciona para no perderte en el supermercado. 

¿Cuáles son los objetivos del semáforo Nutriscore? 

 

✓ Dar información más clara al consumidor, para facilitar la comprensión e interpretación del etiquetado nutricional.

✓ Ayudar al consumidor a elegir productos más saludables a la hora de hacer la compra, encaminándolos hacia el patrón de dieta equilibrada.

✓ Que la industria alimentaria tenga un aliciente para mejorar el perfil nutricional de sus productos.

✓ Reforzar la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) y contribuir a la prevención de la obesidad en la sociedad.

¿Cómo funciona Nutriscore?

✓ Nutriscore funciona mediante un código de colores. Consiste en un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles al estilo de un semáforo, combinado con letras de la A a la E. 

✓ En cada producto se destacará con efecto “lupa” el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, valor energético, fibra y proteínas. 

✓ Los colores verdes y con A identificarán los productos de máxima calidad nutricional y los rojos, y con E, los de calidad nutricional más baja.

¿Cómo se calcula Nutriscore? 

Nutriscore utiliza un algoritmo para asignar la puntuación a cada alimento o bebida. El algoritmo empleado es mucho más sencillo de lo que parece: se basa en atribuir puntos en función de la composición nutricional por cada 100g o 100ml de producto. Este sistema ha sido validado por la Agencia Alimentaria del Reino Unido (Food Standards Agency - FSA). 

El algoritmo tiene en cuenta los nutrientes considerados como “desfavorables” nutricionalmente que serían el valor energético, los azúcares, las grasas saturadas y el sodio (sal). Según la cantidad de estos nutrientes en los alimentos o bebidas se les atribuyen de 0 a 10 puntos y son los llamados “Puntos A”. Por otro lado, están lo que llaman los nutrientes “favorables” que serían las proteínas, fibra y porcentaje de frutas y verduras. Al igual que para los nutrientes “desfavorables”, según la cantidad de nutrientes “favorables” que contenga el alimento o bebida se les asignan de 0 a 5 puntos y serán los llamados “Puntos C”.

Cálculo del algoritmo del nutriscore, la puntuación fsam/hcsp

Para el cálculo se suman los totales de los “Puntos A y C” y se sigue un árbol de decisiones para llegar a la puntuación final. Os estaréis preguntando, ¿no debería haber excepciones? La respuesta es sí. Existen unos valores específicos para bebidas y materias grasas. Y en el caso de la leche y las bebidas vegetales, la puntuación se calcula con la fórmula general y no con la fórmula para bebidas. Además, en Francia se ha establecido un criterio específico para los quesos:

Cálculo del algoritmo del NutriScore, la puntuación FSAm/HCSP

Según la puntuación final obtenida, se asignará un color y una categoría. 

Cálculo del algoritmo del NutriScore, la puntuación FSAm/HCSP

El etiquetado frontal de Nutriscore, por tanto, será una herramienta importante para elegir entre los productos envasados que podremos encontrar en el supermercado, aunque el consumidor no debe olvidar que la opción más saludable siempre pasa por los alimentos frescos y naturales como frutas, verduras, legumbres, yogur natural, frutos secos...4

Gracias a Nutriscore, poco a poco iremos tomando mejores decisiones a la hora de comprar, tendremos mejor información sobre los alimentos y bebidas que consumimos, e iremos corrigiendo nuestro hábitos alimenticios, llevándonos a una dieta saludable y equilibrada. 

 


 

1. Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social. Perfil oficial de Twitter. Acceso {19/06/2019}. Disponible en: https://twitter.com/sanidadgob/status/1063766094102577153
2. Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social. Nota de prensa. Acceso {19/06/2019}. Disponible en: http://www.mscbs.gob.es/gabinete/notasPrensa.do?id=4424
3. Pilar Galan, Rebeca Gonzalez, Chantal Julia, Serge Hercberg, Gregorio Varela-Moreiras, Javier Aranceta-Bartrina, Carmen Pérez-Rodrigo, Lluis Serra-Majem. El logotipo nutricional NutriScore en los envases de los alimentos puede ser una herramienta útil para los consumidores españoles. Revista española de Nutrición Comunitaria, 2017.
4. AECOSAN. Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición. Noticias 2018. Acceso {19/06/2019}. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/noticias_y_actualizaciones/noticias/2018/XI_Premios_Naos.htm